viernes, 10 de septiembre de 2010

Pequeña vereda



Vereda de mi niñez,
mi querida Gallinazo,
hoy te llevo en mis recuerdos
como una niña del brazo.

Veo casas y solares,
balcones y terraplenes,
dos rios que se entrecruzan
y la escuela de mis sueños.

Alli, mi madre enseñaba
y compartía  saberes,
y mi padre allá en la huerta
araba surcos de tierra
y sembraba  las semillas
que nos daban el sustento.

Me crié al lado de los  lirios,
azucena y girasoles,
nardos, rosas, tulipanes
y flores de mil colores.

De las frutas ni se diga:
naranjas, lulos y peras,
granadilla y dulumocas.
Duraznos y mandarinas
y tantas otras dulzonas.

Vi hermosos amaneceres,
con alboradas canoras,
y unas tardes y unas noches
que hoy de nostalgia  me lloran.

Bebi aguas cristalinas
de virginales cañadas
y disfruté de hortalizas
que mi tierra prodigaba.

Hoy te extraño mi vereda
mi querida Gallinazo.



© Saul Sanchez Toro
Fotografía: © Renelexxx





2 comentarios:

Sneyder dijo...

Preciosa añoranza de los recuerdos de tu niñez…convertidos en poema.


...unas tardes y unas noches
que hoy de nostalgia me lloran.

Saludos

Saúl Sánchez Toro dijo...

Gracias Sneyder por tu generoso coementario

Con algunos escritores amigos

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer