martes, 26 de junio de 2012

Casa vieja


CASAVIEJA, encadenado con ANA LUCIA MONTOYA RENDON

.

CASAVIEJA

cae, sí, descostrada la
piel de la casa.
demasiadas capas de
tolerancia sobrepuestas
con hisopos viejos,
aplicados colores
insulsos sobre adobe
resentido, craquelado.
aun conserva olor de fantasmas de
sábanas raidas, ya desdibujados,
esos, los últimos que
aguantaron y amaron esa
tierra que los cobijaba.
caen a pedazos los
recuerdos para dejar ver
el andamiaje. no hubo
parapeto que sostuviera
los deseos... cae... se va.
no hay plañido ni
sepelio. ella misma,
camposanto sobre el que
se ha ensañado la
hiedra, así es, así ha sido
ella... ¿restauracion? no,
solo el perdón de los
pecados...

Ana Lucía Montoya Rendón 



feb/2011


El 11 de febrero de 2011 20:56, Saul Sanchez Toro escribió:
Casa que renueva sus tapias para dar cabida a las ideas. Casa que reconstruye sus cristales para proyectar en ellos vivencias de juglares. Colchones y esteras de paja que revitalizan los recuerdos de amantes furtivos y estimulan los deseos. Hiedra que se sumerge en el barro y se convierte en mortaja de dolores y silencios.Casa que caza a los nuevos amantes!!!

Saúl Sánchez Toro
Medellin (Antioquia), Colombia (S.A.)
 .

hay casas construidas de ideas, con piel de atardeceres, con mirada de ventanales hambrientos de paisajes, donde se acuestan las sombras en concubinato con el fuego adormilado en cada cuarto... esas casas edificadas con barro cocido en lujuriosos sueños... una de esas, es esta, la CASAVIEJA... la mía, mi adorada casucha!
Ana Lucía Montoya Rendón  
feb/2011

.
El 11 de febrero de 2011 21:27, Saul Sanchez Toro Quiero dormitar en la casucha y bañarme de sueños reprimidos. Recorrer los caminos del recuerdo y descubrir a esos furtivos amantes que a la luz de las velas gozaban el color de los amaneceres. 
Quiero meter mis manos en el barro cocido de las tapias, y descubrir en ellas la fuerza indomable que les dio el hálito de vida y las plantó en la tierra hasta la eternidad.

Saúl Sánchez Toro
Medellin (Antioquia), Colombia (S.A.)

.

solo puedo alquilarle un cuarto. el baño es comunitario. debe usar la misma esponja, esa que conoce todas las sendas hacia la plenitud. ella sola le conducirá al jardín de las delicias, edén que haya jamás existido. con una baño así, desvela su memoria y hace que las velas se avergüencen de ser voyeristas. no quiera meter las manos en ese barro pues que están tan débiles los muros, tanto, tanto, que solo el aire que se escapa de sus fosas nasales puede hacerlo tambalear.


Ana Lucía Montoya Rendón  
feb/2011
.
 

Quiero dormitar en la casucha y bañarme de sueños reprimidos. Recorrer los caminos del recuerdo y descubrir a esos furtivos amantes que a la luz de las velas gozaban el color de los amaneceres. 

Quiero meter mis manos en el barro cocido de las tapias, y descubrir en ellas la fuerza indomable que les dio el hálito de vida y las plantó en la tierra hasta la eternidad.

Saúl Sánchez Toro
Medellin (Antioquia), Colombia (S.A.)

Acepto, me conformo, me quedo  con la piecita esa que oyó los gemidos de la noche. Con esa que espantaban los fantasmas y resentía el chirrido de la cama. Me quedo con esa pieza que derramó el vino del tonel de roble que añejaba cosecha 1880. Con esa de las sabanas traviesas que descubrieron el goce de sus amos. Esa es la mia, la pieza del techo con agujeros para mirar al firmamento y para ver los dioses jugando con las núbiles.

Ah, disfrutaré ese baño compartido en donde la esponja exprima sobre mi los  jugos de esa que se la gozó. Aspiraré su aroma y desfalleceré...


Saúl Sánchez Toro
Medellin (Antioquia), Colombia (S.A.)
.


bien, asume

 bajo su cuenta y riesgo tomar ese cuarto con tantos ojos por tantos los lados... de ellos los más hermosos, los que parpadean hacia el cielo, ya sea a plena luz del día para contar los rebaños de ovejas que brincan en mullidos potreros de nubes, o, en las noches embelesados ven como se escapan furtivos los luceros! suyo es ese cuarto y le juro no se arrepentirá de acomodar en su cuerpo, alma y corazón.


Ana Lucía Montoya Rendón  

.
Los ojos de las tapias, del techo, del piso. serán los agujeros por donde escapen los suspiros de mi alma, que recuerda con frenesí, que fue esa pieza maravillosa la que aceptó mi furtiva ilusión. Por esos agujeros, ventanas de mi alma, indagaré en la eternidad. Exploraré lo mas recóndito hasta encontrar el objeto de mi búsqueda .
Saúl Sánchez Toro
Medellin (Antioquia), Colombia (S.A.)

.
 

.

CASAVIEJA/ILUSIONES

Así son los recuerdos, así las ilusiones. hojas secas volando al soplo del viento. las ilusiones son mágicas, ayudan construir casas hermosas, confortables, habitadas por pícaros duendes que desacomodan las imágenes reflejadas al azar en un espejo de agua dejado por el aguacero del día anterior, que al siguiente día ha desaparecido porque lo ha bebido el fuego sediento del Sol.  adoro a la ilusión/fantasía pero no me dejo absorber por  su influjo. la miro de reojo y me le planto de lado, nunca de frente, como si ella fuese una boa constrictor... ! creo, debo sugerirte, explora, indaga, primero dentro de ti el objeto de tu búsqueda, solo después de un trabajo exhaustivo puedes irte a través de esas hermosas ventanas embrujadas a viajar por otros mundos


Ana Lucía Montoya Rendón  

.
 

Allá, muy allá en el azul lejano está mi objeto preciado, Lo alcanzo a percibir desde el porche de mi casa vieja. Sentado en la mecedora que pertenecía al tatarabuelo distingo en la lejanía esos ojos grandes con pestañas largas y minúsculas cejas. Parpadean y en su interior alcanzo a distinguir mi imagen que se trasfigura y disuelve en el pasado. Mis contornos se pierden y me inserto en ese cuerpo que me absorbe y se confunde con el mio.  Formamos un solo ser, una entidad sin identidad, pero llena de vivencias y recuerdos que nos extralimita por los limites de la caa de tapia y de tejas de barro. 

Saúl Sánchez Toro
Medellin (Antioquia), Colombia (S.A.)

No hay comentarios:

Con algunos escritores amigos

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer